Pero el uso del sujetador podría no estar haciendo nada para mantener el pecho firme, sino más bien todo lo contrario.

Este es uno de los resultados preliminares de un experimento llevado a cabo durante más de quince años en el Hospital Universitario de Besançon por el profesor Jean-Denis Rouillon.

"Nuestros primeros resultados confirman la hipótesis de que el sujetador es una necesidad falsa. Medicamente, fisiológicamente y anatómicamente, los senos femeninos no se benefician de la privación de gravedad. Al contrario, languidece con el sujetador ".

El pecho ganaría tono y soporte por si mismo si no se utilizara sujetador. El uso del sujetador implica que “los tejidos de soporte no solo no se desarrollan sino que incluso se atrofian y el pecho se degrada poco a poco”.

El profesor Rouillon ha estado llevando a cabo su experimento desde 1997, midiendo y examinando los senos de 330 voluntarias de entre 18 y 35 años, usando una regla de cálculo y una pinza para registrar el cambio en la posición de los senos con la edad.

Rouillon afirma que durante la investigación se pareció que el pezón ascendió unos 7mm respecto al hombre en un año en aquellas mujeres que no llevaban sujetador. El pecho se volvió más firme y desaparecieron las estrías.

"Sería peligroso aconsejar a todas las mujeres que dejaran de usar su sujetador  pues las mujeres que participaron en el estudio no son una muestra representativa de la población", dijo textualmente Rouillon, a la revista francesa The Connexion.


Fotografía By Mattnad at en.wikipedia [GFDL, CC-BY-SA-3.0 or CC-BY-SA-2.5-2.0-1.0], from Wikimedia Commons