El aceite de rosa Mosqueta, debido a su composición, es altamente recomendable como remedio natural para evitar la deshidratación de la piel, retrasa la aparición de los signos de envejecimiento y disminuye las arrugas.

La rosa mosqueta o simplemente mosqueta (Rosa eglanteria o Rosa rubiginosa) es un arbusto silvestre de la familia de las rosáceas. Es una planta nativa de Europa, donde se cultiva sobre todo en el Reino Unido por su bella flor de color rosa pálido, pero que también se encuentra en estado silvestre en las estribaciones de la región sur de la Cordillera de los Andes, tanto en Chile como en Argentina.

Su fruto, conocido como escaramujo, se utiliza para la confección de dulces y mermeladas y para hacer infusiones.

El aceite de Rosa Mosqueta que se extrae de sus semillas contiene en su composición numerosos ácidos grasos esenciales (ácido omega 6, omega 3, linoleico), antioxidantes y vitaminas (retinol –vitamina A- , vitamina C, E), lo que lo convierten en un imprescindible en nuestra casa.

Numerosos Estudios Científicos han demostrado los Beneficios del Aceite de Rosa Mosqueta frente algunas dolencias y para el cuidado de la piel, gracias a sus efectos regeneradores.

Entre algunos de sus beneficios y propiedades nos encontramos con:

  • Retrasa los Signos de Envejecimiento Prematuro y las Arrugas
  • Mejora las Estrías y Manchas de la Piel
  • Combate los efectos del Foto-Envejecimiento
  • Rehidrata la Piel Seca
  • Disminuye las Cicatrices Quirúrgicas y Accidentales.
  • Mejora la Regeneración de la Piel frente a Quemaduras
  • Alivia el Dolor de la Artritis y Osteoartritis

 

No uses el Aceite de Rosa Mosqueta sin ver esto antes

 

En resumen, debido a su composición, el Aceite de Rosa Mosqueta es altamente recomendable como remedio natural para Evitar la deshidratación de la piel, retrasa la aparición de los signos de envejecimiento y disminuye las arrugas.

Además ayuda a regenerar la piel dañada y disminuir las cicatrices quirúrgicas y traumáticas.

Atenúa y previene las estrías.

Actúa en las capas más profundas de la piel, sobre las células que producen el colágeno y la elastina, dando a la piel más elasticidad y firmeza.

El modo de empleo es aplicar sobre la zona a tratar una o dos veces al día, masajeando suavemente hasta su total absorción, preferiblemente por las noches, unos 30 minutos antes de acostarse.

Es importante no aplicar el Aceite de Rosa Mosqueta cerca de los ojos.

Aceite Rosa Mosqueta Pranarom: https://www.farmacialanucia.es/pranarom-aceite-rosa-mosqueta-100-natural-50ml.html

Aceite Rosa Mosqueta Interapothek: https://www.farmacialanucia.es/interapothek-aceite-rosa-mosqueta-50ml-100.html