Una mujer en Brasil que contrajo el virus Zika durante el embarazo dio a luz a un bebé muerto en el que gran parte del cerebro había desaparecido.

 

Además, según los investigadores,el feto tenía dañados algunos tejidos externos al sistema nervioso central, pues el cuerpo del bebé presentaba una inesperada acumulación de líquidos.

 

Virus ZiKa
Micrografía electrónica del virus del Zika. Las partículas virales tienen 40 nm de diámetro, con envoltura externa y un núcleo interno denso. (fuente: CDC)

 

El autor del estudio, el Dr. Albert Ko, director del Departamento de Epidemiología en la Yale School of Public Health, ha afirmado en un comunicado: 

 

“Este descubrimiento hace pensar a los científicos que el virus puede causar graves daños fetales y puede desencadenar la muerte fetal intrauterina que puede estar asociada con efectos distintos a los que se observan en el sistema nervioso central.”

 

“Sin embargo, este es un caso aislado y se necesitan más estudios para determinar si el virus Zika es en realidad el causante de algunos de los efectos sobre la salud del feto.”

 

Según los investigadores, al tratarse de un solo caso, no es posible estimar el riesgo de muerte fetal en mujeres expuestas al virus Zika durante el embarazo.

 

La mujer, de 20 años de edad, tuvo un embarazo normal durante los primeros tres meses. Sin embargo, en torno a la semana 18 de embarazo, una ecografía mostró que el feto pesaba mucho menos de lo que debería pesar en ese momento del embarazo.

 

La mujer no tenía ninguno síntomas de infección por Zika, ni erupción cutánea, ni fiebre, o dolor corporal, ni antes ni durante el embarazo.

 

 

En la semana 30 de embarazo, los médicos ya sabían que el feto presentaba diferentes malformaciones congénitas, la cabeza del feto era anormalmente pequeña y le faltaban algunas partes del cerebro.

 

Una ecografía en la semana 32 de embarazo mostró que el feto estaba muerto y los médicos procedieron a inducirle el parto. En ese momento, los investigadores confirmaron la presencia de virus Zika en el feto y descubrieron que el feto tenía también deformidades en las articulaciones.

 

Los investigadores no conocen el mecanismo por el cual el virus Zika produce daño neurológico en el feto, pero todo apunta a que el cerebro del feto puede ser particularmente susceptible a los daños causados ​​por el virus durante el primer trimestre de embarazo, ya que es cuando se produce el desarrollo cerebral más rápido.

 

Los médicos recomiendan a las mujeres embarazadas, sea cual sea el estadío del embarazo en el que se encuentren, que eviten viajar a lugares afectados por algun brote Zika, como Brasil.

 

Virus ZiKa
Aedes aegypti, mosquito vector del virus del Zika.

 

La mayoría de las personas que han contraido el virus Zika no muestran síntomas de la enfermedad. En estos momentos todas las investigaciones están centradas en demostrar una posible relación entre la infecciones por Zika en mujeres embarazadas y una malformación congénita llamada microcefalia en sus bebés. Los bebés con esta malformación nacen con el cerebro no desarrollado completamente y se enfrentan a graves deterioros cognitivos, de por vida.

 

La investigacion fue publicada el pasado 25 de febrero en la revista PLoS Neglected Tropical Diseases, bajo el título: “Zika Virus Infection and Stillbirths: A Case of Hydrops Fetalis, Hydranencephaly and Fetal Demise”

Autores: Manoel Sarno, Gielson A. Sacramento, Ricardo Khouri, Mateus S. do Rosário, Federico Costa, Gracinda Archanjo, Luciane A. Santos, Nivison Nery Jr., Nikos Vasilakis, Albert I. Ko , Antonio R. P. de Almeida

 

Fotografías:

 

Micrografía electrónica del virus del Zika por CDC/ Cynthia Goldsmith (http://phil.cdc.gov/phil/details.asp?pid=20487) [Public domain], via Wikimedia Commons

 

- Aedes aegypti por Rafaelgilo (Own work) [Public domain], via Wikimedia Commons