El portavoz de la Organización Mundial de la Salud Thomas Abraham anunció que "Las autoridades canadienses están llevando a cabo las investigaciones apropiadas sobre las vacunas", y ya se ha inmovilizado un lote de vacunas de GlaxoSmithKline.

La compañía farmacéutica GlaxoSmithKline dice que ha aconsejado al personal médico en el Canadá no utilizar un lote de vacuna contra la gripe porcina por temor a que pueden provocar alergias mortales.

Gwenan Blanca, portavoz de GlaxoSmithKline, informó ayer que su empresa había adoptado esta medida después de comprobar que los informes sobre un lote de la vacuna contra la gripe porcina podría haber causado más reacciones alérgicas que lo normal.

Gwenan informó de que el lote afectado contenía 172.000 dosis de la vacuna, aunque se negó a confirmar cuántas dosis se han administrado antes de que se diera la orden de retirada.

Blanca afirmó que su empresa, GlaxoSmithKline,  escribió a los profesionales sanitarios de Canadá aconsejandoles que deje de utilizar el lote de 18 de noviembre. Por ahora ya se han administrado un total de 7,5 millones de dosis de la vacuna en Canadá.