hospital peset Fue un técnico de recursos humanos del Hospital General de Valencia quien detectó irregularidades en el título de Medicina de la Universidad de Barcelona que la falsa doctora aportaba junto a la solicitud para entrar a trabajar en el servicio de Urgencias de este hospital. La llamó por teléfono y le manifestó sus dudas respecto al título de Medicina que había presentado y le dio unos días para que presentara el documento correcto por si se trataba de un error. No contesto a este requerimiento.

La conselleria decidió entonces comprobar la veracidad de los documentos oficiales con los que la mujer pretendió acreditar su condición de médico. Se descubrió que tanto el título de la licenciatura como el de la especialidad eran falsos. La falsa doctora había falsificado, incluso, el papel que mostraba que estaba al corriente del pago de las cuotas del Colegio de Médicos de Valencia.

Antes de que el centro le diera de baja la supuesta falsa doctora renunció de forma voluntaria a su puesto, consciente, supuestamente, de que ya habían detectado su engaño o estaban a punto de hacerlo. falsa medicoLa Conselleria de Sanitat lanzó una alerta a todo el sistema sanitario español para que la mujer no volviera a ser contratada. Además, presentó una denuncia ante la Fiscalía.

De momento, Sanitat no facilita más datos porque el caso está en plena investigación y no sabe si la mujer "ha podido ejercer en otros sitios". Durante cinco meses diagnosticó y atendió a los pacientes que llegaban al Servicio de Urgencias del Hospital Doctor Peset de Valencia como una médico más.

Se investiga también si durante el tiempo que estuvo ejerciendo se produjo alguna negligencia médica con alguno de los pacientes, aunque fuentes del hospital insistieron en que no se han recibido quejas contra ella. Por contra, trabajadores del centro sí que reconocieron que sus prácticas eran cuanto menos peculiares.