Cada primavera, muchísima gente sufren los síntomas de alergia, incluso dentro de casa, a pesar de que no hay exposición al polen. La mayoría de estas personas tienen alergias domésticas, de las que es difícil escapar.

Hay un montón de mitos sobre la alergia doméstica que hacen que los que las sufren hagan cosas que realmente no mejoran el cuadro de alergia.

Las Mascotas Hipoalergénicas

A menudo las personas que son alérgicas al epitelio de gato o perro, deciden que lo mejor es adquirir una mascota hipoalergénica. ¡Error! Estas mascotas especiales son uno de los mitos más grandes en el mundo de la alergia.

Las mascotas hipoalergénicas no existen realmente, la gente no se da cuenta de que no es solo la piel del animal la que causa sus problemas de alergia, es su epitelio, o pequeñas manchas de proteínas que se encuentran en la piel, saliva y orina.

Lo que se debe hacer es lavar las mascotas una o dos veces por semana y utilizar un filtro de aire en el dormitorio, así como tener una habitación de la casa que sea zona libre de mascotas.

La  ropa de cama

Otro mito es que las almohadas y edredones de plumas causan reacciones alérgicas. Esto ha llevado a un auge en las ventas de productos alternativos, las conocidas como almohadas "anti alérgenos". Sin embargo, si pruebas los dos tipos de almohadas, te das cuenta de que tu alergia no mejora.

No es necesario deshacerse de edredones o almohadas de plumas. Lo más probable es que la alergia se deba a los ácaros del polvo presentes en su superficie y no a las plumas en si mismas.

Solución, hay que buscar almohadas y ropa de cama de alta calidad, cubiertas de tejido denso y lavar sabanas y fundas de almohada y edredón regularmente con agua caliente.

El moho negro de baños y duchas

Todos hemos oído historias sobre su toxicidad. Estas informaciones se basan a menudo en pruebas débiles y no se han confirmado en estudios científicos.

El moho de baños y duchas puede causar reacciones alérgicas como rinitis o síntomas pulmonares, pero la cantidad que normalmente se encuentran en nuestros hogares no se ha demostrado que pueda ser tóxica. Si encuentras algo de moho negro en casa, puedes preparar una mezcla de cloro y agua para eliminarlo.

El mejor consejo para una personas alérgica es que visiten a un alergólogo para determinar exactamente a que es alérgico y ponerse en tratamiento. Existe mucha gente que creen ser alérgicos a una cosa cuando, tras las pruebas, resulta ser a algo completamente diferente.

 

Photo by Eric Erbe; digital colorization by Chris Pooley (USDA, ARS, EMU) es en el dominio público porque tiene materiales que originan desde el Servicio de Investigación Agrícola, una agencia del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.