El trío ha resuelto un gran problema de biología: cómo los cromosomas pueden ser copiados de forma completa durante la division celular y como están protegidos contra la degradación.

Los ganadores han demostrado que la solución se encuentra en los extremos de los cromosomas - los telómeros - y en una enzima que los forma. Los telómeros son a menudo comparados con las puntas de plástico de la punta de los cordones de los zapatos que impiden que los cordones se deshilachen.

Los descubrimientos de Blackburn, Greider y Szostak ha añadido una nueva dimensión a nuestra comprensión de la célula, arrojan luz sobre los mecanismos de la enfermedad, y estimulan el desarrollo de nuevas terapias.

Blackburn, que tiene nacionalidad Estadounidense y Australia, es profesora de biología y fisiología de la Universidad de California en San Francisco.

Greider es profesora en el departamento de biología molecular y genética de la Johns Hopkins University School of Medicine, en Baltimore.

Nacido en Londres Szostak ha estado en la Harvard Medical School desde 1979 y en la actualidad es profesor de genética en el Hospital General de Massachusetts en Boston. Aunque tambien está afiliado al Instituto Médico Howard Hughes.

El premio, anunciado el lunes, incluye una bolsa de 1.4 millones de dolares, un diploma y una invitación a las ceremonias de premios en Estocolmo el 10 de diciembre.