Esta cantidad se suma a los 10 millones de que ya disponía la Administración. Dos millones llegarán en los próximos 30 días y el resto, más adelante. Aclaró que: "Son un arma estratégica y terapéutica muy eficaz, si se administran en las primeras 48 horas de contagio".

Jiménez, que compareció junto a los representantes de todas las comunidades autónomas, explicó que la reunión habia servido para unificar las medidas para hacer frente a la gripe cuando llegue el otoño y añadió que esta reserva de antivirales será «suficiente» para toda la población de riesgo.

Interrogada sobre la posibilidad de facilitar a los ciudadanos el acceso a esta medicina la ministra aclaró que las farmacias españolas suministrarán con receta antivirales para paliar los efectos de la nueva gripe si se da un "nivel alto de contagio". Es la voluntad del Ministerio de Sanidad y de las consejerías del área.
 
Sobre la fecha en que la vacuna estará disponible, la ministra no comprometió una fecha concreta. Dijo que había que esperar a los ensayos clínica. Pero reiteró que «España será uno de los primeros países europeos» en tenerla.

En la reunión no se concretó ninguna medida, más allá de revisar los recursos sanitarios disponibles, reforzar los mecanismos de coordinación entre comunidades y establecer protocolos para tener controlados a los pacientes que acudan a los hospitales o demanden ayuda por teléfono al sufrir síntomas de padecer la nueva gripe.