La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, ha informado a la industria farmacéutica que, a partir de ahora, deberá incluir en los prospectos de los medicamentos nuevas recomendaciones para incidir en su uso adecuado y racional, haciendo especial hincapié en los antibióticos.

El objetivo es, según el Ministerio, “mejorar la información que ofrecen los prospectos a los ciudadanos”. Además, se pretende “incrementar la concienciación de los usuarios de los antibióticos”, por ello, la información sobre estos fármacos deberá recordar que se utilizan para tratar infecciones bacterianas y no infecciones víricas como la gripe o el catarro. A su vez, consideran que “es importante que se sigan las instrucciones relativas a la dosis, las tomas y la duración del tratamiento indicadas por su médico”.

Igualmente, Sanidad obliga a recordar que los antibióticos no deben “ni guardarse ni reutilizarse”, ni tampoco tirarlos “por el desagüe o la basura”, de modo que “si una vez finalizado el tratamiento sobra antibiótico, se devuelve a la farmacia para su correcta eliminación”. Esta última recomendación se incluirá también en los prospectos del resto de medicamentos, salvo los de uso hospitalario, recordando a los ciudadanos que los envases y medicamentos que ya no sean necesarios deben depositarse en el punto SIGRE de la farmacia para “proteger el medio ambiente”.

Dado que algunos prospectos pueden tener una versión más actualizada posterior a su distribución en el canal farmacéutico, Sanidad obligará a incluir en todos ellos la dirección web de la AEMPS (www.aemps.es). A través de esta página, el Centro de Información de Medicamentos Autorizados (CIMA) ofrece información actualizada de los prospectos, incluyendo no solo la última versión autorizada para cada medicamento, sino también cualquier otra información relevante.