Se trata de una membrana que impide la entrada y salida de agentes externos contaminantes en el producto, en el momento en el que se usa y, de esta forma, se consigue que el producto nunca se deteriore.

De esta manera, se pueden emplear productos estériles, sin conservantes y en envase de gran capacidad, lo que hasta ahora resultaba imposible. Además, se elimina el PAO (tiempo máximo de utilización tras la apertura).

La cápsula D.E.F.I. se compone de cuatro piezas de alta precisión que garantizan la estanqueidad del producto y un perfecto ensamblaje con el envase. Además, el cierre se precinta con un clip de inviolabilidad. Este sistema revoluciona la dermocostmética, porque permite un producto estéril, sin conservantes y en un gran formato, a diferencia de lo que se había conseguido hasta ahora.

Este innovador sistema de cierre evita la oxidación; garantiza la eficacia de los productos activos durante todo el uso de la crema; evita la contaminación; y no hay tiempo máximo de utilización después del primer uso, ya que es como si nunca se hubiese abierto.

Los primeros en incorporar el nuevo dispositivo serán 'Tolérance Extrême' indicados para las pieles hipersensibles y alérgicas, episodios agudos de dermatitis, fotosensibilización, postintervenciones dermatológicas o quirúrgicas, con el objetivo de restaurar la barrera cutánea y restablecer su bienestar. Con sólo 6 ingredientes para la Leche Limpiadora y 9 para la Crema, prescinden de todo elemento potencialmente irritante y aportan sólo lo esencial y eficaz para las pieles hipersensibles y alérgicas.