Ordesa siempre implicada en la mejora constante de sus productos y pionera en la investigación e innovación de los alimentos infantiles en nuestro país, realiza constantemente nuevos estudios sobre la composición de la leche materna y sobre la influencia de sus ingredientes en el desarrollo y crecimiento de los más pequeños.

Las leches adaptadas son cada vez más completas y parecidas a la materna e introducen nutrientes poco conocidos. Es el caso de los probióticos, que refuerzan la flora intestinal y estimulan las defensas, o los prebióticos, los cuales favorecen el crecimiento de los primeros.

También están presentes las inmunoglobulinas, la lactofe-rrina y los nucleótidos. En este caso, contribuyen al desarrollo del sistema inmune de los bebés.

Otros nutrientes imprescindibles para el crecimiento de los recién nacidos y básicos para su alimentación son los lípidos o ácidos grasos, ácido araquidónico, ácido docosahexaenoico y B-palmitato.

La iniciativa, pionera en el sector, permite consultar uno a uno los términos accediendo de forma fácil a la información. La guía puede encontrarse en la página web de Ordesa.