El término infarto de miocardio, conocido por todos como ataque al corazón o infarto, hace referencia a un una falta de riego sanguíneo, con muerte del tejido cardiaco, en una parte del corazón, producido por un taponamiento de una de las arterias coronarias.

La isquemia o falta de oxígeno que resulta de esta obstrucción produce la angina de pecho, que si se coge a tiempo no produce muerte del músculo cardíaco, mientras que si se mantiene en el tiempo se produce una lesión del miocardio y finalmente la muerte celular, lo que todos conocemos como infarto.


Los factores de riesgo en la aparición de un infarto de miocardio están muy relacionados con los factores de riesgo de la arteriosclerosis e incluyen, entre otros:

Un infarto de miocardio debe ser considerado como una urgencia médica y se debe buscar atención médica de inmediato. La falta de atención inmediata es un error grave que se cobra miles de vidas cada año.