‘Mujeres sin pausa’ es el primer documental a nivel internacional que aborda el problema de la menopausia desde el punto de vista sociológico y médico y pretende acabar con el tabú existente en torno a este tema.

En el trabajo aparecen testimonios de 30 mujeres y familiares de éstas de Japón, Tanzania, Ecuador, Francia y España y especialistas de Estados Unidos, Bangladesh, España e Inglaterra. Así, entre estos últimos se encuentran el presidente de la International Menopause Society, el ex-presidente de la North American Menopause Society, la presidenta de la Bangladesh Menopause Society y varios ginecólogos de España, Mexico, Venezuela y Ecuador.

Este proyecto ha visto la luz de la mano de Paula Palacios, que creó ‘Palacios Films’ en 2006 y empezó en 2007 su recorrido por todo el mundo para recoger los testimonios de expertos, mujeres y sus familias. El objetivo, comparar este período de vida en las diferentes culturas. "La mujer europea –explica esta profesional- cuando tiene la menopausia está deprimida y de mal humor". Y añade "en nuestra sociedad es una etapa vinculada a menudo con debilidad emocional, ansiedad e irritación".

Y es que la menopausia es poco conocida "por más de la mitad de la población femenina porque nunca se ha explicado que es una etapa natural de la vida que se caracteriza por la disminución de hormonas sexuales femeninas que pueden desencadenar síntomas que van a influir en su calidad de vida".

Por ello, respecto a la cuestión de si tomar hormonas o no llegada la menopausia, el mensaje que nos lanza este documental es que a aquellas mujeres que les haga falta disponen del tratamiento hormonal sustitutivo (THS) pero que no todas lo necesitan. Se recuerda asimismo que la menopausia no es una enfermedad, ya que todas las mujeres llegadas a una edad la experimentan pero sin embargo, la mayoría de ellas acuden a su médico en busca de ayuda.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la mujer europea vive una media de 30 años tras la menopausia. Por ello, "deberíamos considerar que son personas con un futuro por disfrutar y toda la sociedad ha de tomar conciencia de ello". A juicio de Paula Palacios, las occidentales deberíamos "ver esta etapa desde un prisma positivo tal y como lo hacen muchas de las mujeres de África que, con una esperanza de vida de 50 años, no van a tener casi tiempo de disfrutar de ella".

Esta profesional asegura que la conclusión que ha sacado de esta iniciativa es que la menopausia juega un papel fundamental en la evolución humana: "Tras haber pasado mucho tiempo con las tribus tanzanas he visto cómo la abuela juega un papel clave en el seno de su familia, cuida a las demás mujeres, que siendo fértiles están embarazadas y también de sus recién nacidos". Sin embargo, si la mujer no tuviese la menopausia "seguiría concibiendo hasta el fin de sus días, como estamos viendo hoy con la inseminación artificial". En este sentido, señala la productora y directora del documental, "a parada definitiva del aparato reproductor femenino es necesaria para la supervivencia del ser humano".