Además de las bajas, hay más jugadores que empiezan a notar los primeros síntomas, como Israel, Damià, Ricardo, Juande y Nano y alguno más, según confirmó el médico del club, el doctor Tomás Calero, este mediodía, por lo que Antonio Tapia podría encontrarse con apenas diez de jugadores para el partido ante el Villarreal B del próximo fin de semana.

Siguiendo el protocolo previsto para estos casos, los jugadores acudieron al hospital para que se les realizara las pertinentes pruebas médicas cuyos resultados se conocerán en las próximas 48h.

La plantilla del Betis, como suele hacerse cada temporada, se vacunó hace poco tiempo contra la gripe normal. También como es normal, los profesionales no recibieron ninguna vacuna contra la gripe A. De todas formas, aunque el problema no sea nimio, Tomás Calero, matizó que no hay por qué alarmarse en exceso, aunque reconoció que "los jugadores profesionales deben estar en condiciones para jugar y el virus los debilita".

El Betis ya ha puesto en conocimiento de la Liga de Fútbol Profesional el caso por si se planteara la posibilidad de suspender el partido que tiene que medirle al Villarreal B la próxima jornada. Recordemos además que el Betis es el próximo equipo en visitar el Ramón de Carranza en la jornada undécima.