Se trata de un fotoinmunoprotector biológico oral que protege frente a los rayos ultravioletas y que, además, aporta al organismo la cantidad diaria recomendada de vitamina D, fundamental para la absorción de calcio y fósforo y para el sistema inmunitario.

Aún así, varios estudios indican que el 70% de la población europea tiene cantidades deficientes de esta vitamina y que un incremento de su consumo reduciría el riesgo de contraer infecciones e, incluso, algunos tipos de tumores. Por eso, el producto nace para dar solución a dos problemas tan importantes como la fotoprotección y la deficiencia de vitamina D.

Heliocare Ultra D es un filtro biológico basado en el Fernblock, extracto de Polypodium leucotomos, un helecho tropical originario de América central y potente antioxidante. También contiene vitaminas C y E, Luteína y Licopeno.

El suplemento nutricional de IFC ofrece la máxima protección en pieles con intolerancia solar, además de vitamina D, de forma que garantiza una protección antioxidante (previene del fotoenvejecimiento cutáneo), inmunológica (preserva las defensas de la piel), del ADN celular (previene el cáncer cutáneo) y frente al eritema que fortalece piel y mucosas ante la radiación solar.