Su importancia para nuestro organismo es tan alta que podemos decir que el organismo no puede realizar sus ciclos vitales sin ellos y que además son tan específicos en sus funciones que uno no puede ser sustituido por otro.

Sin ellos no podríamos vivir y cuando no hay cantidad suficiente de alguno de ellos nuestro organismo no funciona bien y se producen numerosos trastornos.

El papel de los oligoelementos en nuestro cuerpo se basa en su capacidad de ayudar a los enzimas a realizar su trabajo, son  cofactores de los enzimas.

Un mismo oligoelemento puede ayudar a muchos enzimas diferentes, interviniendo, por tanto, en muchas funciones metabólicas distintas.

Los elementos químicos con probada función terapéutica hasta el momento son:
Aluminio, Bismuto, Cobalto, Cobre, Flúor, Litio, Magnesio, Manganeso, Fósforo, Potasio, Azufre, Selenio y Zinc.

Las asociaciones de oligoelementos que podemos encontrar en el mercado (Labcatal) son:
Cobre-Oro-Plata, Manganeso-Cobalto, Manganeso-Cobre, Manganeso-Cobre-Cobalto, Níquel-Cobalto, Zinc-Cobre y Zinc-Níquel-Cobalto.

La oligoterapia es una terapia novedosa en España y por este motivo desconocida para muchos pacientes.

En sucesivos artículos iremos abordando la utilidad de cada una de las asociaciones de oligoelementos y como estos pueden mejorar nuestro bienestar.