En su 13er aniversario, el Informe sobre el Estado Mundial de las Madres de Save the Children. considera Níger como el peor lugar para ser madre, desplazando a Afganistán de este triste ranking.

España, por su parte, ocupa el puesto 16 de los 165 países encuestados en todo el mundo, cuatro puestos por debajo con respecto al año pasado, por detrás de Francia y Portugal y por encima de Estonia y Suiza.

Las clasificaciones se basan en factores como la salud de la madre, la educación y la situación económica, la salud de sus hijos y la nutrición.

El estudio incluyó a 43 países desarrollados y 122 países en vías de desarrollo.

Como era de esperar los países desarrollados estaban entre los mejores, con los países europeos, así como Australia y Nueva Zelanda, dominando los primeros lugares. Los países del África subsahariana encabezaban los niveles más bajos de la clasificación.

Los 10 mejores lugares para ser madre (en orden descendente):

  • Noruega
  • Islandia
  • Suecia
  • Nueva Zelanda
  • Dinamarca
  • Finlandia
  • Australia
  • Bélgica
  • Irlanda
  • Países Bajos / Reino Unido

Los peores lugares para ser madre (en orden ascendente desde el peor):

  • Níger
  • Afganistán
  • Yemen
  • Guinea-Bissau
  • Malí
  • Eritrea
  • Chad
  • Sudán
  • Sur de Sudán
  • República Democrática del Congo

Para hacernos una idea de cómo es la vida de una madre en los diferentes países, los autores del informe comparan el mejor (Noruega) con el peor (Níger): Mientras que encontramos sanitarios bien cualificados en casi todos los nacimientos en Noruega, esto solo sucede en 1 de cada 3 nacimientos en Níger. En Noruega, cerca del 40 por ciento de los escaños parlamentarios están ocupados por mujeres, en Níger, sólo el 13 por ciento.

Una niña noruega típica recibirá 18 años de educación reglada y vivirá hasta los 83 años, una típica niña nigeriana recibe tan sólo cuatro años de educación y su esperanza de vida es de tan sólo 56 años.

El ochenta y dos por ciento de las mujeres noruegas usan métodos anticonceptivos modernos, en comparación con 5 por ciento de Níger. En Noruega, una de cada 175 madres tiene riesgo de perder un hijo antes de cumplir los cinco años, en Níger, la tasa es de uno de cada siete.

Incluso España muestra diferencias respecto a la maternidad con los países con mejor coeficiente.

España presenta una elevada esperanza de vida, de 85 años, similar a la de Francia o Suiza y sólo superada por Japón y una tasa de mortalidad de menores de cinco años de 5 por cada 1.000.

Nuestro país está aún por debajo de otros países europeos en cuanto a la duración de la baja por maternidad, con 16 semanas, inferior a países como Reino Unido o Dinamarca, que disfrutan de 52 semanas.

La alimentación, o su escasez, parece clave para los países que descienden en la lista. Siete de los 10 peores países para ser madre se encuentran en plena crisis alimentaria, señalaron los investigadores, y la desnutrición crónica provoca retraso en el crecimiento.

El retraso en el crecimiento puede iniciar un círculo vicioso: Una joven madre desnutrida dará a luz a un bebé con bajo peso debido a la falta alimento en el útero, según Save the Children. Hasta el 20 por ciento de las mujeres en el África subsahariana están excesivamente delgadas, cifra que se eleva al 35 por ciento en Asia meridional.

La mejor manera de romper este ciclo, dicen los autores, es centrarse en las mujeres embarazadas y sus hijos y continuar con ese enfoque hasta el segundo año de vida del niño.