Afortunadamente,la ciencia avanza que es una barbaridad y no deja de sorprendernos con protesis de todo tipo, aquí están cinco más extrañas que existen.

Prótesis de pene

Para hombres con problemas congénitos o disfunción eréctil, un implante de pene puede suponerles un cambio radical en sus vidas. Algunas de estas prótesis son simplemente varillas rígidas que crean un pene siempre erecto, pero otros utilizan una bomba que puede llenar o vaciar la protesis de líquido dependiendo de la situación.

Prótesis de nariz

Científicos de la Universidad de Londres han desarrollado una prótesis nasal completa con las membranas mucosas y los vasos sanguíneos pequeños. Para su fabricación, se toma un molde de la nariz original de la persona y un molde de vidrio creando un esqueleto de polímero. Se añaden células de la médula ósea a la forma de la nariz para que crezcan sobre ella, mediante su implante quirúrgico en el brazo del paciente. Finalmente, la prótesis se une a la cara mediante la reconexión de cientos de vasos sanguíneos.

Brazo del pulpo

Para aquellos que se aburren con monótonos brazos humanos, el diseñador Kaylene Kau, de la Universidad de Washington, ha creado una prótesis de brazo que se enrosca alrededor de los objetos, como un tentáculo de pulpo. El brazo está relleno de cables y propulsado por motores por lo que puede agarrar una gran variedad de objetos.

Globo ocular funcional

Varios investigadores han desarrollado prótesis visuales que están a años luz de los tradicionales ojos de cristal y algún día podrían ayudar a las personas ciegas a ver de nuevo. Hasta el momento, sólo una empresa, Second Sight, ha recibido la aprobación de la FDA para sus ojos biónicos. Este sistema utiliza una cámara diminuta para ver el mundo y un equipo que convierte los datos en señales eléctricas que el cerebro puede interpretar.

Cola de sirena

Nadia Vassey perdió las dos piernas a la altura de la rodilla cuando era niña y desde entonces siempre soño con poder nadar de alguna manera en el mar, tras pensarlo mucho se decidió a escribir a la empresa Wetta WokShop para solicitarles la creación de una novedosa e interesante prótesis que la ayudara a nadar. La empresa le construyo una auténtica cola de sirena.