Los resultados fueron presentados el pasado 22 de febrero en Nueva Orleans en la reunión anual de la American Academy of Neurology.

"Este estudio lo confirma: La migraña aumenta el riesgo de depresión, lo que hemos sospechado desde hace muchos años", dijo el doctor Timothy A. Collins, un neurólogo de la Duke University Medical Center, quien no participó en la investigación.Collins es especialista en el tratamiento del dolor de cabeza.

Los investigadores estudiaron a más de 36.000 mujeres que participaron en el Estudio de Salud de la Mujer, y encontraron que después de 14 años, la depresión se había desarrollado entre las que sufrían de migrañas a un ritmo mayor que entre aquellas que no tuvieron dolores de cabeza palpitantes.

El Dr. Tobias Kurth, investigador del estudio, epidemiólogo del Hospital Brigham and Women de Boston, dijo que las mujeres que sufren de migrañas no deben asumir que van a desarrollar depresión, pero deben ser conscientes de que existe una relación con el aumento en el riesgo.

Las migrañas pueden durar de cuatro a 72 horas y suelen ir acompañados de dolor palpitante, náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz y al ruido.

Un estudio previo encontró que las mujeres con más de 15 migrañas por mes eran cuatro veces más propensas a tener depresión que las mujeres que tenían menos de 15.

Collins señaló que en un estudio canadiense de 2011 se encontró que las personas que sufren de migrañas eran más propensas que el resto a sufrir de depresión, pero la gente con depresión no era más propensa que los demás a tener migrañas.

A pesar de que algunos antidepresivos han demostrado su eficacia para reducir una alta frecuencia de las migrañas, no hay evidencia que muestre que el tratamiento de las migrañas le ayudará con la depresión, dijo Kurth.

"No existen buenas teorías" para explicar la relación entre la depresión y las migrañas, Collins señaló que, sin embargo algunos investigadores han sugerido que las hormonas juegan un importante papel. La caída en los niveles de estrógeno que se produce antes de la menstruación es un factor desencadenante de dolores de cabeza en muchos de los pacientes.

Collins recomienda que las mujeres hablen con sus médicos acerca de la frecuencia con que tienen sus migrañas.

Pásalo: Las mujeres que sufren de migraña están en riesgo de depresión.