perder-peso Los resultados mostraron que las personas que hacían ejercicios aeróbicos durante ocho meses perdió cerca de 2,5 centímetros cuadrados de grasa abdominal, medida en una tomografía computarizada. Eso es aproximadamente 1.5 veces más que las personas que hicieron una combinación de ejercicios aeróbicos y de levantamiento de pesas, y cerca de 20 veces más que aquellos que sólo levantaba pesas.


"El entrenamiento de resistencia es ideal para mejorar la fuerza y ​​el aumento de la masa corporal magra", dijo el investigador Cris Slentz, un fisioterapeuta deportivo de la Universidad de Duke. Sin embargo, el ejercicio aeróbico es mejor para perder grasa en la barriga porque se queman más calorías, dijo.

El estudio encontró que las personas que hicieron tanto ejercicio aeróbico como de resistencia no experimento mejora en su salud - en términos de grasa en el hígado, resistencia a la insulina y otras medidas - más allá de los que hicieron sólo el ejercicio aeróbico.

Por lo tanto, es más eficiente en el tiempo para las personas con sobrepeso y obesidad, hacer sólo ejercicio aeróbico, según los investigadores.

La verdad sobre la grasa del vientre

La grasa del vientre, que los científicos llaman la grasa visceral, no es la que causa el mollete. En realidad, se localiza profundamente en la cavidad abdominal, llenando los espacios entre los órganos internos, dijeron los investigadores.

Se considera más peligrosa para la salud que cualquier otra grasa, porque los estudios han demostrado que se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes y ciertos tipos de cáncer.
Mientras que muchos entrenadores recomiendan una combinación de entrenamiento aeróbico y de resistencia, realmente existen pocos estudios que hayan investigado los efectos de la combinación de ambos.

blockquote-l_thumb "Nuestro estudio trató de identificar la forma más eficaz de ejercicio para deshacerse de esa grasa no saludable".

En el estudio participaron 196 adultos con sobrepeso, personas sedentarias, de entre 18 y 70 años, que fueron asignados aleatoriamente a uno de los tres grupos de ejercicio durante ocho meses: el entrenamiento aeróbico, entrenamiento de resistencia o una combinación de ambos.

El grupo de ejercicio aeróbico realizaba ejercicios equivalentes a correr 12 millas por semana a un 80 por ciento de tasa cardíaca máxima. El grupo de entrenamiento de resistencia realizaba ocho ejercicios de levantamiento de pesas, haciendo tres series de 8 a 12 repeticiones, tres veces por semana. El grupo combinado realizaba los dos tipos de ejercicio en su totalidad. Los investigadores supervisaban  y controlaban de cerca a los participantes para asegurar el máximo esfuerzo en los ejercicios.

Vieron que el ejercicio aeróbico también era el mejor para reducir el exceso de grasa en el hígado que puede conducir a una enfermedad del hígado graso no alcohólico, principal causa de cirrosis.

El ejercicio aeróbico es mejor que el entrenamiento de resistencia al mejorar la resistencia a la insulina, y la reducción de las enzimas hepáticas y los niveles de triglicéridos - los cuales se sabe que aumentan el riesgo de diabetes y enfermedad cardíaca.

"Cuando se trata de riesgo para la salud, es más importante donde se deposita la grasa en el cuerpo que la cantidad de la misma que almacenamos", dijo Slentz.

Ha quedado demostrado en este estudio que el entrenamiento aeróbico quema el 67% más de calorías que el entrenamiento de resistencia.

¿Cuánto ejercicio hay que hacer realmente?

"Lo que realmente importa es la cantidad de ejercicio que haces, ¿cuántas millas caminas y la cantidad de calorías que quemas", asegura Slentz. "Si decides trabajar en un aeróbico de baja intensidad, no pasa nada, simplemente simplemente tardarás un poco más en consumir la misma cantidad de grasa no saludable".

El estudio se publicará en un próximo número del American Journal of Physiology Endocrinology and Metabolism.


Pásalo: El ejercicio aeróbico es mejor que el levantamiento de pesas para reducir grasa del vientre.