Un exceso de colesterol es la causa de la enigmática sonrisa de la Mona Lisa, según un estudio realizado por el doctor Vito Franco, de la Universidad de Palermo, pues presenta claros signos de una acumulación de ácidos grasos bajo la piel. Además el científico afirma haber visto un lipoma, un tumor benigno, en su ojo derecho.

Además, Vito Franco sugiere que Miguel Ángel podría sufrir un exceso de ácido úrico y cálculos renales, lo que causó que sus piernas apareciesen hinchadas cuando lo retrató Rafael en su "Escuela de Atenas". Esta enfermedad podría haberse producido por un exceso de trabajo en la Capilla Sixtina, donde el maestro estuvo viviendo a base de pan y vino hasta que terminó su obra.

En Las Meninas, Franco dice haber descubierto que el personaje principal, la infanta Margarita, parece víctima del llamado síndrome de Albright, enfermedad genética que «incluye pubertad precoz, corta estatura, enfermedades óseas y problemas hormonales.

 Así mismo el "Retrato de joven" realizado por Boticelli indica, por los alargados y finos dedos de su protagonista, que el joven en cuestión podría sufrir del síndrome de Marfan, una enfermedad genética que produce un alargamiento inusual de la longitud de los miembros del que la padece.