Esta empresa, antes denominada Avanti'x, vende sus productos en México, EEUU y España a través de una estructura piramidal con una red de distribuidores y subdistribuidores.

Ayer, ya conocida la denuncia, los hechos se precipitaban de una forma extraña, velando aún más las circunstancias que rodean este caso. Así, la web terapiamagnetica.com, que contenía las polémicas afirmaciones, dejaba de estar disponible, aparentemente por saturación de los servidores, para reaparecerse ya entrada la noche.

La página web comienza presentando la terapia magnética o magnetoterapia como "una revolucionaria alternativa que se abre paso con resultados instantáneos, algunos verdaderamente impresionantes". Luego pondera esta terapia magnética por su economía, porque "justo cuando los constantes aumentos en los costos en el cuidado de la salud parecen no tener fin, aparece esta eficaz técnica".

Mediante un lenguaje seudocientífico, se atreven a sugerir que no se sigan tratamientos médicos para tratarlas.Y afirman que tienen la "fórmula alternativa para que en cualesquier manifestación de dolor, infección, inflamación, obstrucción, congestión, disfunción orgánica, (toda enfermedad) pueda probar su eficacia antes de someterse a costosos y molestos tratamientos".

Se cita al VIH, la esclerosis múltiple, la epilepsia, el lupus, los problemas vasculares. Más adelante se asegura que "puede sanar de forma completa, segura y menos agresiva" patologías como la depresión, la arritmia cardiaca y cierto tipo de tumores.

Tambien afirman en grandes caracteres en la propia web de Magnetika que "El cáncer es una enfermedad curable gracias a la terapia magnética".Para esta enfermedad se recomienda "tratamiento con biomagnetismo en nuestra clínica", acompañada de la ingesta de agua magnética. Luego, tras afirmar que "esta técnica investigada ha encontrado una serie de asociaciones entre diversos microorganismos que traen como resultado el fenómeno tumoral y el cáncer maligno", se lanza a enunciar diversos factores asociados al cáncer.

En la pestaña dedicada al sida se habla en términos más oscuros, no se afirma tajantemente la posibilidad de sanación. Se afirma que determinado fenómeno "nos permite identificar a los síndromes en sus componentes etiológicos ya sean virales bacterianos, micóticos, parasitarios, disfuncionales, tóxicos o genéticos; y en su mayoría curarlos en una o dos sesiones de 1.20 min. cada una". No obstante, también se reconoce que "por tratarse de un virus no existe medicamento efectivo probado. Las terapias de refuerzo permitirán aliviar síntomas y posibles infecciones".

En conclusión, las recetas milagrosas no existen y las curas para enfermedades que llevan años y años de investigación tampoco.