Las causas que dan origen a la astenia pueden ser muy diversas. Estados de  ansiedad, depresión o estrés dan origen a la astenia, pero también puede tener su origen en una enfermedad física como alteraciones cardíacas, pulmonares, infecciones, etc. La astenia provocada por problemas físicos es, en general, más aguda que la de origen psicológico.

La llegada de la primavera trae consigo cambios de temperatura, luz y alimentación que pueden suponer importantes transtornos para el organismo. Ante esto, el organismo en ocasiones reacciona con una sensación de cansancio, agotamiento, somnolencia, apatía e irritabilidad, que conocemos como astenia primaveral. La que presenta sintomas leves afecta a casi el 2% de la población y es más frecuente en mujeres de entre 35 y  60 años.
 
Conforme el organismo se va adaptando a las variaciones tipicas de la primavera la astenia va desapareciendo por lo que no es  necesario ningún tipo de tratamiento para la astenia primaveral, sino el mantenimiento de unos hábitos adecuados:

  • Dormir lo necesario
  • Hacer ejercicio suave
  • Tomar alimentos energéticos (frutos secos, dátiles, etc.)
  • Llevar una dieta saludable.
  • Evitar en lo posible el alcohol y el tabaco.
  • Tomar algún complejo vitamínico.

Los suplementos vitamínicos y minerales únicamente deben servir para com­ple­mentar una dieta equilibrada, no para compensar unos malos habitos alimenticios.

Si la sensación de cansancio se prolonga durante algunos me­ses, es conveniente consultar a un especialista porque es posible que se trate de un cuadro más severo como, por ejemplo, el síndrome de fatiga crónico o una depresión.

Complementos dietéticos útiles en casos de astenia primaveral:

  • Jalea Real: Actúa como estimulante, tonificante y euforizante, por ello resulta muy eficaz en los estados de astenia, fatiga mental y física.
  • Polen: Gracias a sus propiedades equilibrantes, vigorizantes y energéticas.
  • Oligoelementos: Como el cobre, fósforo, hierro y manganeso de gran ayuda en estados de fatiga y astenia.
  • Coenzima Q10: Es una sustancia esencial para la producción de energía en cada una de nuestras células.
  • Grupo Vitaminas B: Como las contenidas en la Levadura de Cerveza, son vitaminas indispensables para el buen estado del sistema nervioso además de aumentar los niveles de energía.