Kate dio a luz a su primer hijo, George, el 22 de julio de 2013, y su marido, el príncipe Guillermo, anunció anteayer, 08 de septiembre, que la pareja está esperando su segundo hijo.

La organización March of Dimes, que tiene como objetivo ayudar a las madres a tener embarazos a término y bebés saludables, recomienda que las mujeres esperen 18 meses entre el parto y un nuevo embarazo, para dar tiempo al cuerpo de la mujer a recuperarse. Un embarazo dentro de los 18 meses de dar a luz se relaciona, según la Clínica Mayo, con un mayor riesgo de parto prematuro y bajo peso al nacer.

El embarazo y la lactancia puede disminuir los depósitos de hierro y ácido fólico de la madre, nutrientes importantes para la mamá y el bebé. Quedar embarazada antes de que estos depósitos sean reemplazados podrían afectar a la salud de la madre o del bebé, afirma la Clínica Mayo

Generalmente, los médicos aconsejan a las mujeres a esperar 18 meses entre dar a luz y volver a quedar embarazada, para dar tiempo al útero a recuperarse, y para dar tiempo a la pareja a incorporar al nuevo miembro de la familia,

Sin embargo, si una mujer tiene un buen estado de salud, toma vitaminas prenatales y tiene acceso a una buena atención médica prenatal, como sucede en el caso de Kate Middleton, una separación de 13 meses, entre el parto y un nuevo embarazo, no debería suponer ningún problema.

En último término, el tiempo de espera entre un embarazo y otro es una decisión personal que cada pareja debe consultar con su médico.

Fotografía: By Pat Pilon from Ottawa, Canada (Shannon, July 1, 2011Uploaded by Skeezix1000) [CC-BY-2.0], via Wikimedia Common