Las personas que pertenecen a grupos sociales, como clubes de lectura o grupos parroquiales después de jubilarse pueden vivir más tiempo, según sugiere un reciente estudio.

 

Jubilados Jugando Petanca

 

De hecho, los beneficios que la pertenencia a grupos sociales después de la jubilación tiene para la longevidad son comparables a los del ejercicio físico regular tras la jubilación, según los investigadores.

 

Si usted está en el proceso de jubilarse y no pertenece a ningún grupo, debe unirse a uno", dice el autor del estudio Niklas Steffens, un investigador post-doctoral en psicología de la Universidad de Queensland, en Australia.

 

En el estudio, los investigadores analizaron 424 personas en Inglaterra, mayores de 50 años, que estaban a punto de jubilarse. Les preguntaron a cuantas organizaciones, clubes o sociedades pertenecían y también les preguntó sobre su calidad de vida y salud física.

 

Luego, los investigadores hicieron un seguimiento de estas personas durante seis años, y analizaron si continuaban siendo miembros de organizaciones sociales durante ese tiempo. También hicieron seguimiento de los participantes que habían fallecido.

 

El resultado

 

Si una persona era miembro de dos grupos sociales antes de retirarse y seguia en ellos en los seis años siguientes, el riesgo de morir durante ese período era de un 2 por ciento. Sin embargo, el riesgo aumentaba al 5 por ciento si dejaban de ser miembros de uno de esos grupos y aumentaba al 12 por ciento si abandonaban por completo todos los grupos o clubes.

 

"La gente invierte una gran cantidad de tiempo y esfuerzo en la planificación de sus finanzas, atención médica y el ejercicio físico, cuando planean su jubilación", afirma Steffens. "Nuestra investigación muestra que la planificación social puede ser igual de importante en la promoción de la salud y el bienestar tras la jubilación."