Esta función barrera es la protección natural del organismo contra las agresiones externas, formada por una barrera física (el estrato córneo) y un sistema de defensa inmunitario y de regulación de la inflamación.

Cuando la barrera es deficiente, el estrato córneo es más permeable, de manera que los ácidos grasos liberados por la Malassezia penetran en la piel y provocan inflamación e hiperproliferación de caspa.

El equipo de investigación de Nestlé ha aislado el probiótico Lactobacillus Paracasei ST11, por lo que, junto a L’Oréal, ha desarrollado el primer tratamiento a fondo por vía oral contra la caspa: Innéov Salud capilar DS.

El probiótico ST11, principal ingrediente del producto, llega al cuero cabelludo, donde estimula la regeneración y la diferenciación celular, reforzando la función barrera de la piel. Tras 8 semanas, la caspa libre se reduce un 64%; la caspa adherente, un 71%; y el eritema, un 59%. Además, tras 6 semanas después de terminar el tratamiento, 9 de cada 10 usuarios no volvieron a utilizar champús anticaspa.

Su eficacia en la caspa, las irritaciones y el picor perdura y es de larga duración, ya que, se trata de una acción profunda y continua en el organismo.

Debe tomarse una cápsula al día durante un mínimo de 2 meses y repetir el tratamiento 2 veces al año.