La relación de Calico con AbbVie es fundamental y pretende desarrollar terapias que mejoren la vida de las personas con enfermedades relacionadas con la edad, según informó Art Levinson, fundador de Calico. Esta sociedad pretende fortalecer el esfuerzo de Calico para entender de manera científica el envejecimiento y, de este modo, avanzar en sus estudios clínicos para encontrar terapias que puedan ayudar a pacientes de todo el mundo.

Según el acuerdo, Calico será responsable de establecer un centro de investigación centrado en el descubrimiento de fármacos y desarrollo en el área de la bahía de San Francisco.  AbbVie brindará apoyo durante los ensayos clínicos y ayudara a desarrollar los nuevos fármacos hasta su comercialización.

Las dos empresas contribuirán cada una con una suma inicial de 250 millones de dólares y eventualmente podrían proporcionar hasta 500 millones más para financiar la asociación.

Google ya invierte en otras actividades futuristas fuera de su negocio principal en internet, que van desde los coches sin conductor hasta un programa de reparto por drones. Calico (que es la abreviatura de California Life Company) se creó oficialmente en septiembre de 2013, y ese mismo mes, la compañía se presentó en un artículo de portada de la revista Time, bajo el titular "¿Puede Google Resolver la muerte?"  

Calico cuenta actualmente con sólo seis empleados que figuran en su página web, pero la compañía dice que planea comenzar a construir un equipo importante de científicos y personal de investigación en el Área de la Bahía de San Francisco.

Calico no es el primer esfuerzo de para buscar una forma de revertir el reloj del envejecimiento. A principios de este año, el científico del genoma Craig Venter recibió 70 millones de dólares para su startup, “Human Longevity” (longevidad humana), que tiene como objetivo construir una base de datos genética integral para hacer frente a las enfermedades relacionadas con el envejecimiento.

Fotografía: Trabajo propio Sento Segarra