envejecida-3 España se convertirá de aquí a 2050 en uno de los países de la UE con una población más envejecida. Por cada 10 personas en edad de trabajar habrá 6 jubilados, es decir, la tasa de dependencia subirá desde el 24,3% en 2009 hasta el 58,7% en 2050, veinte puntos por encima de la media comunitaria (38%).
 

El estudio resalta además que España es el Estado miembro donde la recesión económica ha provocado una mayor caída de la inmigración, un 31% entre 2008 y 2009, sobre todo de marroquíes, ecuatorianos y rumanos. Y la emigración ha aumentado un 33% anual entre 2006 y 2009, sobre todo por la salida de ciudadanos de la UE, especialmente rumanos.

blockquote-l_thumb "En términos absolutos, España parece ser el país más afectado por la recesión, que ha provocado una caída de la inmigración desde 2007 (especialmente de marroquíes y ciudadanos de América Latina) y un aumento de la emigración (especialmente de nacionales de la UE)"

envejecida No obstante, la Comisión pronostica que tras la crisis la inmigración volverá a recuperarse, aunque a niveles muy inferiores a la etapa anterior. Ello hará que la población de España crezca un 16% de aquí a 2050, hasta situarse en 53,2 millones de habitantes.

La actual tasa de fertilidad de España (1,4 hijos por mujer) se sitúa por debajo de la media comunitaria (1,6) y muy lejos de la tasa de sustitución (2,1) necesaria para que una población sea autosuficiente. Además, las mujeres españolas tienden a tener sus hijos más tarde que la media comunitaria (a los 31 años de media, frente a 29,7 años). Según las proyecciones de Bruselas, la tasa de fertilidad sólo aumentará ligeramente (hasta 1,52 de aquí a 2050).

Por lo que se refiere a la esperanza de vida, las mujeres españolas son las que viven más años de toda la UE (84,9 años, frente a 82,4 de media) y los hombres superan también el promedio comunitario (78,7 años frente a 76,4). En los próximos cuarenta años seguirá aumentando hasta 88,6 y 83,7, respectivamente. El resultado es que el gasto en pensiones aumentará del 10,4% del PIB en 2009 al 15,1% en 2060 (por encima de la media de la UE, que se situará en el 12,6%), y el gasto sanitario crecerá del 6,8% al 7,2% (frente al 8,2% de media).