El entrenamiento consta de 12 ejercicios de alta intensidad que sólo utiliza el peso corporal como resistencia. Puede ser una manera eficaz de perder peso y mejorar tu forma cardíaca y muscular.

En el artículo original los autores sugieren repetir los ejercicios dos o tres veces seguidas, para lograr por lo menos 20 minutos de ejercicio de alta intensidad, según lo recomendado por el American College of Sports Medicine's Health & Fitness.

Los autores no recomiendan este programa a personas con sobrepeso, con lesiones previas o ancianos. Algunos de los ejercicios no son recomendables para las personas con hipertensión o alguna enfermadad cardíaca.

El gran atractivo de este entrenamiento se fundamenta en lo rápido que es, según los autores, ya que ha sido diseñado para personas con poco tiempo, como los profesionales ocupados.

Esta rutina tiene una base científica, pero no ha sido probado en un grupo de personas suficiente como para valorar sus beneficios.

El entrenamiento de siete minutos no es una experiencia agradable. Los autores afirman que "la correcta ejecución de este programa requiere de una persona dispuesta y capaz que pueda soportar un alto grado de malestar."

Esto os puede parecer a algunos de vosotros desalentador. Pero para aquellos que consiguen convertir el entrenamiento en un hábito, el malestar puede ser menos acusado, afirma Wendy Wood, profesor de psicología y de negocios de la Universidad del Sur de California.

El truco, como en cualquier otro programa de ejercicios, es convertirlo en hábito como parte de la rutina diaria.

Al comenzar el programa, el malestar puede ser un pequeño handicap, pero fácilmente superable gracias a la corta duración de la sesión de ejercicios.

Aquí os dejo un vídeo con la tabla completa de ejercicios: