Así de tajante es el punto 6 de un documento que han remitido, y que firman el presidente de la SEGO, José Manuel Bajo Arenas, y el de la sección de Medicina Perinatal de la sociedad, Txanton Martínez-Astorquiza.

 La base para esta recomendación es múltiple. Por un lado, la experiencia de años anteriores. Al respecto señalan que "El padecimiento de gripe estacional durante el embarazo se acompaña

de un incremento de morbilidad y mortalidad respecto a la mujeres no gestantes". Y que "el riesgo de morbilidad tras el padecimiento de gripe estacional se va incrementando a medida que avanza el embarazo". En concreto, al principio es casi igual; en las semanas de la 37 a la 42, se multiplica por 4,7.

Por otro lado, ya hay datos de este año. "En la actual pandemia por virus pandémico las gestantes tienen un riesgo relativo de 4,3 de ser hospitalizadas respecto a la población general", afirma el documento.

Por último, como ya han hecho los colegios profesionales, los ginecólogos recomiendan "encarecidamente, la vacunación a todos los los profesionales sanitarios que presten asistencia a mujeres embarazadas".