Los padres nos preocupamos para que nuestros hijos tengan regalos maravillosos por eso solemos hacer grandes esfuerzos para conseguir el regalo que él quiere.



Estamos obsesionados en intentar darle a nuestros hijos todo cuanto está a nuestro alcance e incluso muchas veces más. Los llenamos de premios y regalos como si fuese navidad todos los días, incluso aunque no hayan hecho nada para merecerlo.



Trabajamos más para poder comprarles todo tipo de juguetes o aparatos electrónicos, de todo tipo: muñecas que hacen todas sus necesidades, coches teledirigidos, la última moda en spiners o juguetes ecológicos.

 

 

 

 

 El mejor regalo que puedes hacerle a tu hijo