La viceministra venezolana de Redes de Salud Colectiva, Nancy Pérez Sierra, precisó ayer que en el crucero hay 470 tripulantes y que el pasaje está formado por 376 venezolanos, 198 españoles, 151 colombianos y, en menor medida, ciudadanos de Portugal, Perú, Argentina o Estados Unidos.

Asimismo, la viceministra añadió a la Agencia Bolivariana de Noticias que las autoridades venezolanas donarán medicamentos a los encargados del crucero con el objetivo de suministrar el tratamiento a quienes resulten contagiados.

En un comunicado, Pullmantur informó de que todos los demás ocupantes desembarcarán en Aruba bajo los protocolos sanitarios establecidos por las autoridades sanitarias de la isla. Tras su llegada, prevista sobre las 22.00 horas, el navío iniciará mañana el siguiente crucero, que realizará el paquete llamado Antillas y Granadinas.

La empresa, que desmintió que el crucero esté en cuarentena, señaló que todos los afectados padecen molestias leves y se recuperan de forma adecuada, "sin que su estado revista ninguna preocupación especial". Desde que se detectó el virus, la naviera "tomó todas las medidas sanitarias" oportunas, aislando a los enfermos del resto de la tripulación y del pasaje, dijo.