El último descubrimiento acerca de los efectos de dormir bien sobre la eficacia de las vacunas: cuanto mejor duermes mejor funcionan las vacunas en nuestros organismo. El descubrimiento proviene de un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de California en San Francisco (EE.UU.).

Este es el primer estudio realizado fuera de un centro del sueño para demostrar que la duración del sueño está relacionada con la respuesta inmunitaria a la vacunación.

"Con el actual estilo de vida, las tecnologías que nos impulsan a estar conectados 24H y más horas de trabajo, la privación del sueño se ha convertido en una forma de vida para muchas personas", dijo Prather. "Estos hallazgos podrían ayudar a aumentar la conciencia acerca de la clara conexión entre el sueño y la salud", añadió el investigador.

El equipo investigó la relación entre el sueño y la respuesta inmunitaria a la vacuna contra la hepatitis B en un grupo de adultos sanos. El estudio se realizó sobre 125 personas (entre ellos 70 mujeres) entre 40 y 60 años.

Todos los sujetos eran no fumadores y en buen estado de salud y se les suministró la vacuna en tres dosis. Las primera y segunda dosis fue administrada con un mes de separación, seguido por una dosis de refuerzo a los seis meses. Los niveles de anticuerpos fueron medidos antes de la segunda y la tercera dosis de la vacuna y seis meses después de la última, para determinar si los participantes habían desarrollado una respuesta inmunológica adecuada.

Todos los individuos, por su parte, habían aportado diarios precisos del sueño, con detalles acerca de los hábitos, la duración y la calidad de su sueño. Además, las 88 personas usaron monitores de sueño para medir el progreso y  calidad del descanso.
 
Bueno, los que durmieron  menos de seis horas por noche de promedio eran menos propensos a desarrollar una buena respuesta de anticuerpos a la vacuna y, por lo tanto, un mayor riesgo de quedar inmunizados, en comparación con aquellos que dormian un promedio de más de 7 horas. La calidad del sueño no afecta, sin embargo, la respuesta a la vacunación. 

En el grupo total, 18 personas no obtuvieron una protección adecuada después de la vacunación, afirmaron los investigadores, subrayando una vez más el importante papel del sueño en la regulación del sistema inmunológico.


Fotografía: A child sleeping. autor Alessandro Zangrilli liberada por el autor al dominio público.