Por: Sento Segarra


Hay muchas maneras de combatir estos desagradables visitantes, las lámparas antimosquitos, las bobinas, los insecticidas, las mosquitera, etc. Pero quizá también deberíamos utilizar otros sistemas, no demasiado conocidos para evitar las picaduras de forma proactiva.

En primer lugar,  me gustaría daros algunos consejos: vaciar de agua las regaderas, canaletas y todo lo que pueda contribuir a la formación de depósitos de agua, pues es en esos lugares donde nacen y crecen las larvas de mosquitos. También podéis cubrir los recipientes que no se puedan vaciar con una lámina de plástico.

MosquitofishEn los pequeños estanques del jardín podríamos introducir Gambusia, pececillos de origen americano de unos cuatro centímetros de largo que se alimentan de las larvas de mosquitos.



Luego, para ahuyentar a los mosquitos, uno de los remedios más de moda y con resultados probados (yo mismo llevo una) son las pulseras ParaKito, que contiene una mezcla de 7 aceites esenciales, extraídos de plantas, que protegen contra los mosquitos de forma natural, sin olvidar que la pueden utilizar tanto embarazadas como niños.

También podéis probar la levadura de cerveza que, por su alto contenido en vitaminas del grupo B dará a la piel un olor, por medio de la transpiración, inapreciable para los humanos,  pero que repele a los mosquitos.
Tanacetum-cinerariifolium-wikipedia
Por último, el Halley, a base de extractos de piretrina derivados de un insecticida natural producido por las flores del crisantemo (Tanacetum cinerariifolium) y que tienen una larga historia de uso en el hombre y sus animales domésticos, resultando único por su eficacia y sus cualidades repelentes.

Y después de estas súper recomendaciones, lo que os cuenten por ahí no sirve para nada.