Pero incluso cuando un medicamento está diseñado para apuntar a una proteína específica, en ocasiones puede impactar con otras, es lo que causa los efectos secundarios.

Esta es la forma en la que actúan algunos de los Medicamentos más Comunes:

Pérdida de Peso

Los medicamentos para el control de peso funcionan mediante interacción con proteínas específicas. El orlistat, medicamento para perder peso, comercializado como Xenical o Alli, bloquea la acción de la lipasa pancreática, lo que reduce la cantidad de grasa que se absorbe de los alimentos.

Antihistamínicos y antidepresivos

La loratadina alivia los síntomas de la alergia mediante el bloqueo de los receptores de la histamina. Antidepresivos como el Prozac afectan a los receptores de serotonina, y los beta-bloqueantes, empleados para tratar enfermedades del corazón, actúan sobre el receptor adrenérgico.

Antibióticos

Atacan las proteínas que se encuentran únicamente en la bacteria o virus específico y que son decisivas para la supervivencia o multiplicación del microbio. En otros casos, el objetivo es algún enzima, que no son más que proteínas que aceleran las reacciones químicas.

La penicilina, por ejemplo, se une y bloquea un enzima que construye las paredes celulares bacterianas, provocando que las bacterias susceptibles se rompan y mueran.

Fármacos contra el cáncer

Muchos medicamentos contra el cáncer actúan matando las células que se dividen más rápidamente, pero también pueden afectar a las células sanas. Por ejemplo, el paclitaxel (Taxol), que se prescribe para cáncer de mama, ovario y otros tipos, actúan uniéndose a una proteína conocida como tubulina, inhibiendo la formación de estructuras llamadas microtúbulos que son necesarios para la división celular.

Los medicamentos más novedosos contra el cáncer son más exigentes y su diseño se basa en años de experimentos en biología básica de cómo crecen las células cancerosas.

Reductores del colesterol

Medicamentos para bajar el colesterol, como atorvastatina y simvastatina, bloquean la acción de la HMG-CoA reductasa, una enzima implicada en la fabricación de colesterol.