La fiebre , aunque es muy desagradable , en realidad puede ser beneficiosa. Este síntoma puede disminuir la cantidad de virus en el cuerpo cuando estamos enfermos, pues los virus disminuyen su capacidad de replicarse cuando la temperatura corporal es más alta, además la fiebre ayuda a nuestro sistema inmunológico a funcionar mejor.

Un grupo de investigadores de Ontario, Canadá, han utilizado modelos matemáticos para evaluar los efectos del uso generalizado de tratamientos para la fiebre. Encontraron que en una temporada típica de gripe, el uso de antipiréticos como el ibuprofeno o el paracetamol pueden ocasionar decenas de miles de casos de gripe adicionales.

“Cuando tenemos gripe , solemos tomar algún medicamento para bajar la fiebre. A nadie nos gusta sentirnos fatal, pero resulta que nuestro alivio puede ser a costa de infectar a otras personas ", según David Gana, profesor de matemáticas en Universidad de McMaster en Ontario , Canadá.

"Dado que la fiebre puede ayudar a reducir la cantidad de virus en el cuerpo de una persona enferma, reduciendo en consecuencia la posibilidad de transmitir la enfermedad a otros, tomar fármacos que reducen la fiebre puede aumentar la transmisión" afirma Gane

"A la gente a menudo se les aconseja tomar medicamentos para la fiebre y los manuales de medicina confirman que hacerlo es inofensivo ", apunta Paul Andrews , investigador del Departamento de Psicología, Neurociencia y Comportamiento de la Universidad de McMaster. "Esa forma de verlo tiene que cambiar."

Los resultados de la investigación sugieren que tratar la fiebre en los casos de gripe estacional, puede causar un aumento del 5 por ciento en el número de enfermos de gripe y de muertes por su causa. Esto correspondería a más de 1.000 muertes adicionales por gripe en un año típico en EEUU, según el estudio .

En general, solemos tomar, o damos a nuestros hijos, medicamentos para bajar la fiebre y que de este modo puedan ir al colegio o en nuestro caso a trabajar. En muchas ocasiones pensamos que el riesgo de infectar a otras personas disminuye por el hecho de no tener fiebre, cuando, lo que suele suceder es justamente lo contrario, pudiendo desprender más virus precisamente porque hemos bajado la fiebre.

El estudio Population-level effects of suppressing fever ha sido publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B.

Fotografía by Sento Segarra con un Samsung Galaxy II