El estudio determinó que las mujeres que tomaban mucho ácido linoleico en su dieta, un tipo de ácido graso omega-6 que se encuentran en aceites vegetales, nueces y semillas, presentaban una probabilidad un 34% menor de dar a luz a un niño con autismo en comparación con las mujeres que consumían niveles bajos de este nutriente.

Además, las mujeres con una dieta pobre en ácidos grasos omega-3,  presentes fundamentalmente en el pescado, tenian un 53% más de probabilidades de tener un niño con autismo en comparación con las mujeres que comian pescado de forma habitual.

El estudio demuestra tan solo una asociación, no una relación de causa-efecto entre el consumo de ácidos grasos en mujeres embarazadas y un menor riesgo de dar a luz un niño con autismo. Además, en el estudio intervinieron pocas mujeres por lo que serán necesarias futuras investigaciones para confirmar los resultados.

De acuerdo con los investigadores, la razón para esta asociación es desconocida, se ha demostrado que este tipo de ácidos grasos son muy importantes para el desarrollo cerebral del feto. El aporte de ácidos grasos es utilizado por el feto hacia el final del embarazo, y es necesario para los dos primeros meses de la vida.

Se recomienda que las mujeres embarazadas tomen alrededor de 200 miligramos de ácido docosahexaenoico (DHA) por día.

Los investigadores observaron que el consumo de altas cantidades de ácidos grasos omega-3 no disminuía más el riesgo de autismo en comparación con las mujeres que tomaban cantidades medias. Esto quiere decir que el deficit de ácidos grasos omega-3 en el embarazo puede aumentar el riesgo de autismo,  pero el exceso no proporciona un beneficio extra.

Los investigadores tomaron en cuenta otros factores que podrían influir en el riesgo de autismo, como la edad de la madre, la ingesta total de calorías y el consumo de tabaco durante el embarazo pero es posible que otros factores no incluidos en el estudio pudieran explicar estos resultados.


Kristen Lyall, Kassandra L. Munger,  Éilis J. O'Reilly, Susan L. Santangelo y Alberto Ascherio.  Maternal Dietary Fat Intake in Association With Autism Spectrum Disorders.  American Journal of Epidemiology, 27 Junio 2013.
 

Fotografía de ayako  licensed under the Creative Commons Attribution 2.0 Generic license.