El aceite de almendras dulces es uno de los mejores aceites para pieles sensibles. Lo pueden usar las mujeres embarazadas sobre la piel durante esta etapa. Cuidará vuestra piel como ningún otro y su efecto calmante os ayudara a revitalizar piel y cabello.

Este aceite se caracteriza porque sirve para muchas cosas. Personalmente me gusta mucho pues se puede aplicar tanto en la cara, como en el cuerpo o el pelo. Además, se puede usar en pieles sensibles, de bebé, así como en embarazadas.